07 mayo 2009

Identidad digital en Twitter, una Jornada reveladora

La personalidad y la reputación en las redes sociales cobra día con día mayor importancia para las empresas, organizaciones, partidos políticos y/o personas, aun para quienes detestan el concepto Social Media, o para quienes no le dan importancia, como aparentemente ocurre con La Jornada y su presencia en Twitter, una de las redes sociales de mayor crecimiento en todo el mundo.

Escribo "aparentemente", pues no existe una posición oficial de La Jornada sobre su presencia en Twitter, a pesar de que hace algún tiempo existen no una ni dos cuentas en Twitter, ¡sino cuatro!: @lajornada, @lajornadamx, @lajornadaonline y @la_jornada, esta última es una cuenta falsa de acuerdo con las deducciones de varios usuarios de Twitter.

El tema de cuál de todas la cuentas es la verdadera se discutió en Twitter con el hashtag #teamkaryva, a raiz de que tanto @Karyva como @jmrobledo, ambos periodistas, fueron bloqueados en Twitter luego de expresar su punto de vista sobre las publicaciones de este usuario en Twitter.
@Karyva, quien escribió una crónica detallada de cómo ocurrió el descubrimiento de esta cuenta falsa en su blog Detras de mi cristal dice: "esta cuenta se tomaba la libertad de criticar o editorializar sobre distintos temas sin poner una liga a un artículo extenso en su diario con una disertación del por qué de su opinión, que además no ponían ni ligas a su sitio oficial, con lo cual muchas notas eran más plática que noticias", por lo que decidió dejar de seguirlos.
En respuesta, el usuario @la_jornada que antes se llamaba @lajornada bloqueó tanto a @Karyva como a @jmrobledo, a pesar de que este último es fotorreportero de ese diario en Aguascalientes, México. @Karyva anunció en Twitter que había sido bloqueada, lo cual generó una discusión y en en el acuerdo de pedir a La Jornada que anunciara públicamente cuál de las tres cuentas es suya.
Por su parte, el periodista Raúl Luna, quien publica en Twitter con el usuario @RaulLuna publicó también en su blog "Ciberperiodismo la nota: Twitter: el poder de las conversaciones que quitan máscaras y rompen ídolos de barro
Por su parte, quien esto escribe descubrió que, repentinamente, la antigua cuenta @lajornada (la posiblemente falsa) había vuelto privados sus updates en Twitter, lo que significa que nadie puede leer sus publicaciones sin pedir permiso al dueño de la cuenta, una mala práctica para un diario crítico y que aprecia la opinión de sus lectores, como puede verse en la siguiente imagen:













Como apuntaba en una entrada anterior de este blog, (¡El verdadero David Lynch sí está en Twitter! ¿Y tú eres real o un impostor?), la identidad digital es un asunto de primera importancia en las redes sociales y el caso de La Jornada ilustra perfectamente el punto; dicho diario es uno de los tres con más visitas a su sitio web en México junto con El Universal y Reforma, de acuerdo con la entrada "SEO: Page Rank, herramientas y estadísticas de páginas de México" de la twitera @paw.

Tanto El Universal (@El_Universal_Mx), como Reforma (REFORMACOM)han validado sus respectivas cuentas en Twitter como lo muestran las imágenes anexas, lo cual nos da una idea de la importancia que para ambos medios tiene su presencia en redes sociales:




La Jornada, por su parte no ha validado ninguna de las tres cuentas mencionadas, lo que ha permitido que ocurra esta confusión y se genere una pésima imagen pública del diario en Twitter.

¿Cuáles serán las consecuencias de esta comedia de enredos para la reputación de La Jornada en las redes sociales? ¿Volveremos a ver con ojos crédulos la presencia de otros medios masivos en las redes sociales? ¿Qué pensar de un medio masivo cuyo principal capital es la credibilidad de sus lectores, cuando descuida su presencia, su reputación en una de las redes sociales más importantes del mundo y permite que intereses tal vez ajenos a la empresa publiquen en su nombre noticias, editorialicen libremente con ellas, incluso hagan proselitismo abierto y alcancen a tener alrededor de 3 mil followers o seguidores?, una cifra muy importante en Twitter, dado que el número de usuarios de esta red en México ronda los 5 mil usuarios.
Parte de las respuestas a estas preguntas está en manos de La Jornada cuando sepamos que contesta a este incidente. ¿Le dedicará al menos una nota al asunto en su edición impresa o lo ignorará como ha hecho hasta ahora?